Quiromasaje en Esguince

 Lesiones deportivas
“Terapias para tratar el dolor”

El Quiromasaje para el Esguince

Distensión muscular (Esguince)

Términos asociados a las lesiones deportivas

Antes de adentrarnos en las lesiones del aparato locomotor debido a la práctica deportiva, vamos a recordar algunos conceptos que deriva de los tratamientos que recuperamos en las “Terapias para el dolor” en la distensión muscular

Si un músculo es sorprendido por un movimiento violento de extensión, sobre todo si está insuficientemente preparado o fatigado no tiene tiempo de extenderse con elasticidad. Es estirado y sufre una extensión forzada hasta su límite de rotura. Esto produce un dolor vivo o inmediato a nivel del músculo que persiste más o menos tiempo y un dolor a la presión y al movimiento.

Distensión: cuando una unidad músculo tendinoso se estira demasiado o es obligada a contraerse ante una resistencia demasiado grande, excediendo los limites de extensión las capacidades de tensión con lo que se puede ver dañado las fibras musculares, unión músculo-tendinosa, tendón o unión tendinosa con el hueso.

 Existen tres grados de distensión:

Grado uno: Algunas fibras musculares pueden haberse distendido pura y exclusivamente.

Grado dos: Algunos músculos o fibras tendinosas se han ido sobrepasado el grado fisiológico de estiramiento con lo cual se ha producido microroturas  de fibras musculares.

Tercer grado: Existe ruptura completa en el vientre del musculo o en su unión con el tendón.

La distensión muscular puede ser causada por:

  • Actividad física o esfuerzo excesivo.
  • Calentamiento inadecuado antes de realizar una actividad física.
  • Flexibilidad deficiente.

Los síntomas de una distensión muscular pueden abarcar:

  • Dolor y dificultad de movimiento del músculo lesionado.
  • Hematomas y cambio de color de la piel.
  • Hinchazón.

Los siguientes consejos pueden ayudar a reducir el riesgo de distensión muscular:

  • Realizar un calentamiento previo a la actividad física.
  • Mantener los músculos fuertes y flexibles.

Primeros auxilios en casa

  • Aplique hielo inmediatamente para reducir la hinchazón.
  • Deje descansar el músculo lesionado durante al menos un día.
  • Traté de no ejercitar el músculo afectado mientras aún persista el dolor.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.